Somos un grupo de amigos, afortunadamente "in crescendo", de diversos y variados ámbitos.

       El acicate producido por el descubrimiento de lo comúnmente conocido como "Arte Africano" y que nosotros preferimos denominar "Cultura Africana", y estimulados por este nuevo, a pesar del tiempo que llevamos, conocimiento y percepción, que nos han azuzado a la recopilación de objetos de estos pueblos, que nos permitan comprender mejor estas maneras de interpretación del raciocinio y aplicación del sentido común, en un entorno considerado por el occidental como infrahumano y hostil, pero al que ellos utilizan y sacan partido gracias a su integración a dicho medio.

       Estos objetos, máscaras, figuras, instrumentos musicales, monedas, enseres, tejidos,.. Realizados con la variedad de materiales que el entorno o el trueque proporciona: madera, metal variado, terracota, marfil, elementos vegetales,… Nos hacen palpar otros latidos, sorprendentes en nuestros parámetros sus conceptos del día a día, la socialización, las relaciones, la cubrición de las necesidades, la muerte… tan… distinta, dentro de la misma realidad.

       El mundo Asiático es visto como algo estético y filosóficamente fascinante, es como la claridad, el sol.
       
       El mundo Africano es la nihilación, la penumbra, lo negro… estos son mensajes recurrentes que denotan el antiguo miedo cerval y atávico a lo desconocido y que ni apetece conocer. Tremendo,… no vivir magníficos parajes, incomparables entornos, increíble flora y fauna, y bellísimos seres humanos por dentro y por fuera, negros sí, pero como nosotros blancos o verdes.

       Solo los hemos utilizado y admirado como magnificas bestias de carga al esclavizarlos, ahora como extraordinarios atletas, después… siempre en el desconocimiento, el lado oscuro, sin saber de sus grandes imperios, sus conocimientos, su tecnología.

       Eso sí, los avasallamos en la actualidad para expoliar las imprescindibles materias primas, como minerales para nuestra tecnología de última generación, animales cuasi exterminados para nuestros zoológicos, que no existirían sin sus elefantes, leones, jirafas,… alimentación y vestido, el café, cacao, plátano, lino, algodón,… nuestros abalorios, oro, diamantes, tanzanita,… interminable.

       Las 3.000 piezas, de ayer y hoy, excepcionales y normales, pero auténticas, creadas por ellos para sus costumbres y necesidades, curiosamente adquiridas en mas de 90% de antiguas colecciones occidentales y de las que estamos subyugados por su estética, pero que su "porqué", nos ha hecho admirar su ética.

       Descubrir nuestra esencia y conciencia en la de ellos, paliando nuestras carencias, no renunciando a nada porque sabemos que existimos nosotros, porque están ellos, esa es la idea, porque para ellos, ellos somos nosotros. Nos queda decir que nos enseñan que al fin y al cabo nosotros somos todos.

       Para finalizar, ésta es una colección que entendemos que les pertenece y simplemente somos sus depositarios mientras no nos las soliciten.

       Las doscientas y pico etnias que como decíamos tenemos depositadas, son otras tantas magnificas bibliotecas, nos las dejan para ojearlas,… leerlas y embelesarnos.

Juanjo Andreu y Rubén Sanz